Definición Luna

full-moon-496873.jpg

La luna es el único satélite natural que orbita la Tierra. Existen cuatro teorías que intentan explicar cómo se habría producido la luna. Se menciona, por ejemplo, que habría aparecido la luna exactamente al mismo tiempo que la Tierra; la segunda, llamado fisión, dice que la Luna se formó a partir de una parte de la Tierra que se habría desprendido debido al movimiento de rotación; y la tercera, llamada captura, menciona que la Luna es un cuerpo proveniente del espacio exterior que fue capturado por la fuerza gravitacional de la tierra.

La cuarta teoría es la más aceptada y sugiere que el origen de la luna fue a través de la colisión de la Tierra con un objeto tan grande como Marte hace unos 4,5 millones de años, se menciona que el impacto fue tan grande, que una gran cantidad de material se desprendió como resultado de la colisión, originando, así, la luna. Sea cual sea su origen, la luna tiene una fuerte influencia sobre la Tierra. Especialmente cuando hablamos de campo gravitatorio. De hecho, el fenómeno de las mareas es uno de los ejemplos más conocidos sobre la influencia de este satélite natural sobre nuestro planeta.

La atracción existente entra la luna y la Tierra produce este efecto; lo que puede observarse con facilidad en mares y océanos; sin embargo, pocos saben que el fenómeno de atracción de la luna sobre la Tierra también se puede observar en los cuerpos continentales, lo que provoca variaciones de decenas de centímetros. El fenómeno de las mareas también influye en la rotación de la Tierra, provocando una desaceleración de alrededor de 1,5 milisegundos cada 100 años; además, la luna se aleja de la Tierra un promedio de 3,8 cm por año. También es debido a la fuerza gravitacional que podemos ver sólo la mitad de la luna, lo que provoca que los movimientos de rotación y traslación de la luna se sincronicen de tal manera que siempre sea la misma cara la que se encuentre orientada hacia la Tierra. El llamado "lado oscuro" de la luna solo ha podido ser estudiado a través de las fotografías tomadas por los astronautas en órbita ella.

La forma en que vemos la luna desde la Tierra cambia de acuerdo con su posición en relación con el sol y produce lo que llamamos las fases de la luna. Las principales fases de la luna son: luna nueva, creciente, cuarto menguante y luna llena. Estas fases son sólo ilusiones ópticas causadas por el hecho de que la luna no es un cuerpo celeste luminoso, sino un cuerpo iluminado por la luz solar. Por ejemplo, cuando la luna está llena, lo que podemos ver es, lo que parece, la totalidad del satélite; pero esto sólo significa que la cara de la luna iluminada por el sol se enfrenta a la Tierra. En otras palabras, la Tierra se encuentra entre la luna y el sol.

globe-1819390_1920.jpg

La luna se compone de una corteza compuesta principalmente por una familia mineral de feldespatos, con un espesor aproximado de 107 km. La distancia media de la Tierra es de 384.000 kilómetros, el radio ecuatorial es de 1738.1 kilómetros y su masa es de 1,81, comparada con la de la Tierra.

Sidebar