Definición de Ecosistema

ecosistema.jpg

Un ecosistema es un conjunto de diversas especies, tanto de flora como de fauna, que habitan una zona específica y llevan a cabo una serie de interacciones entre ellas y con el medio ambiente (elementos no vivos). Esta interacción se realiza por medio de procesos como el parasitismo, la depredación, la simbiosis, entre otros. Las diferentes especies que podemos encontrar en un ecosistema, incluyendo plantas, animales, hongos y bacterias, dependen las unas de las otras, por lo que, comúnmente, si una de estas especies ve mermada su población por una influencia exterior al mismo ecosistema, entonces todo el ecosistema se verá dañado. Además, dichas interacciones entre especies, también son interacciones de materia y energía en el mismo ecosistema.

Existen dos tipos de ecosistemas, los terrestres; que pueden comprender selvas, desiertos, sabanas, tundras, etc.; y los acuáticos; entre los que se encuentran lagos, ríos, mares, arrecifes de coral, manglares, entre otros.

Cualquier ecosistema sobre la faz de la tierra cuenta con dos características esenciales: la presencia de elementos bióticos y no bióticos; en otras palabras, la existencia de elementos vivos (especies) y de elementos no vivos, como el cima, la cantidad de agua, presión, tipo de suelo, aire, etc.

conguillio-national-park-710571_1920.jpg

Otra característica esencial de los ecosistemas es la presencia de las cadenas alimentarias; por medio de las cuales se lleva a cambio el intercambio de energía y materia antes mencionado. En ellas, usualmente, el primer eslabón corresponde a las plantas, las cuales captan la energía solar y la sintetizan; posteriormente, especies consumidoras (animales), se alimentan de ellas, en un proceso que termina con la descomposición y reintegración de los grandes carnívoros.

Un poco de historia sobre el concepto de ecosistema

En un principio (alrededor de la década de los 30’s), se comenzó a mencionar este término entre dos botánicos ingleses de renombre: Arthur Tansley y Roy Clampham; al hablar de él se hacía referencia a escalas espaciales reducidas y bien delimitadas; con la única condición de que existieran organismos vivos en ellas y una interacción entre estas.

Conforme los años han pasado, se ha puesto un mayor énfasis en el elemento geográfico, tanto como al elemento biótico. También se han establecido conceptos más precisos para denominar a diferentes partes del ecosistema, como es el caso de los “ecotonos”, que representan las diferentes fronteras o zonas de transición de un ecosistema a otro (sitios en los que aparecen elementos propios de 2 o más ecosistemas colindantes).

Los ecosistemas y el ser humano

En la actualidad, un gran número de ecosistemas se han visto afectados por la influencia del ser humano; así, desde principios del siglo XX, una buena cantidad de especies animales y vegetales han desaparecido de la faz de la Tierra (un futuro que le espera a miles de especies más). Por ello, se ha buscado, por diversos medios, el que la relación entre el ser humano y el planeta no resulte tan perjudicial para las especies que conforman los diversos ecosistemas; no obstante, dichas iniciativas no han podido detener o minimizar (de manera importante) el impacto de las acciones humanas.

Sidebar